Ir a contenido
Paga con MercadoPago y aprovecha la promocion de 3 meses sin intereses.
Paga con MercadoPago y aprovecha la promocion de 3 meses sin intereses.
¿Qué hacer cuando la dirección del coche se pone dura?

¿Qué hacer cuando la dirección del coche se pone dura?

Conducir un vehículo con dirección hidráulica es más cómodo gracias a las características de la transmisión, además de no tener que preocuparse de los cambios de velocidad. Sin embargo, después de un tiempo es frecuente que la dirección deje de ser tan suave y manipulable, endureciéndose y haciendo más difícil conducir. Si este es tu caso y temes por tu seguridad y la de tus seres queridos, sigue leyendo porque a continuación te contaremos qué hacer ante una dirección hidráulica dura.

Falta de líquido

Antes de saber cómo actuar, es importante que conozcas las razones por las que se endurece la dirección. La falta de líquido es una de las más comunes, así como un cambio en la coloración, que indica que es demasiado antiguo y se tiene que reemplazar. Para asegurarte de que está en un estado óptimo solo hay que revisar los niveles y agregar líquido, o cambiarlo si es necesario.

En nuestra tienda en línea encontrarás el líquido que tu vehículo requiere, por ejemplo, el aceite de dirección hidráulica de Xtra Rev o el fluido de dirección asistida con tecnología Lxe de Lubegard que ayudará a asegurar una vida larga para el sistema de dirección.

Presión baja en neumáticos

Otra razón común que provoca que la dirección hidráulica se ponga dura se encuentra en la falta de presión en los neumáticos, ya sea que esté muy baja o desigual, debido a que le costará más trabajo mover al vehículo; en el caso de vehículos con dirección hidráulica, si la banda está floja, también puede endurecerse. Para solucionar esta problemática solo se deben inflar los neumáticos a la presión correcta, ajustar la banda y revisar que la alineación y balanceo sean adecuados.

Rodamientos flojos

Una vez más los neumáticos pueden causar fallas en la dirección, especialmente si los rodamientos de las ruedas delanteras están flojos o se encuentran gastados; esta misma situación se puede presentar con las conexiones de la dirección. Es importante verificar todo el sistema de suspensión para ajustar los rodamientos, cambiar amortiguadores y rótulas si es necesario.

En ocasiones, además de una dirección dura se percibe oscilación o vibración de las ruedas que se transmite por medio del volante. En este caso también es necesario revisar la presión de aire, que los rodamientos no estén flojos y que los componentes en general no estén desgastados o doblados.

Otras averías

Un golpe frontal mal reparado, una bomba hidráulica deficiente, una correa desgastada en el motor también pueden explicar por qué la dirección hidráulica se pone dura para un lado. En ocasiones es difícil detectar la razón por la que la dirección se endurece, especialmente si no acostumbras a seguir los mantenimientos de rutina y tu vehículo tiene varios detalles; por ello, llevarlo con el mecánico es indispensable tanto para reparar las fallas como para prevenirlas.

En Veinte07 encontrarás las refacciones que necesitas para la reparación de dirección hidráulica, asistida, para transmisión automática. Navega por nuestra página web y solicita tu cotización al correo electrónico soporte@veinte07.com, con gusto te responderemos a la brevedad.

 

Artículo anterior Cambiar la transmisión de mi auto o repararla, ¿qué conviene más?
Artículo siguiente Daños en el convertidor que pueden provocar que tu coche automático consuma mucha gasolina

Dejar un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer

* Campos requeridos