Ir a contenido
Envios Express Entrega 1-2 Días hábiles*
Envios Express Entrega 1-2 Días hábiles*
¿Qué son los engranajes planetarios en la transmisión automática?

¿Qué son los engranajes planetarios en la transmisión automática?

La transmisión automática se ha convertido en la mejor alternativa para los automóviles modernos, especialmente para los de alto rendimiento, donde aportan seguridad y confort. El trabajo de las transmisiones automáticas se basa en un conjunto de engranajes planetarios, y a continuación te explicaremos qué son estos conjuntos y cómo funcionan.

¿Qué son los engranajes planetarios?

También conocidos como engranajes epicicloidales, son un sistema de engranajes que consiste en uno o más engranajes externos, o planetas, que rotan sobre un engranaje central o sol. Los engranajes planetarios más utilizados se encuentran en la transmisión automática de los vehículos.

Partes del sistema de engranaje planetario para transmisión automática

  • Sol o engranaje central.
  • Portaplanetas. Se encarga de sujeta uno o más engranajes planetarios periféricos, del mismo tamaño, que se encuentran engranados con el sol.
  • Corona o anillo externo con dientes en su cara interna, que engrana con los planetas.

Funcionamiento de los engranajes planetarios

El sistema de engranaje planetario para transmisión automática tiene dos entradas y una salida; la rotación de salida se extrae a través del portador planetario que recibe la potencia del sistema y se conecta a los engranajes anillo y solar. El engranaje del anillo permanece estático, mientras que el solar y el anillo giran y rotan al mismo tiempo para proporcionar la potencia y velocidad que impulsan al vehículo.

Los engranajes giran a la misma velocidad y el mecanismo se mueve como una sola unidad, incrementando la velocidad de forma progresiva. Cuando el engranaje solar gira en dirección opuesta, da lugar a la marcha hacia atrás.

En un vehículo de transmisión hidráulica, el eje de salida del motor gira a ciertas revoluciones por minuto (rpm) de acuerdo con la posición del pedal del acelerador. Para transmitir esta rotación del eje del motor a los neumáticos se transmite la potencia a través de los engranajes de la caja para iniciar el movimiento de un vehículo desde su estado de reposo, y acelerarlo hasta alcanzar la velocidad o rpm que se quiera alcanzar en el vehículo.

El conjunto de engranajes planetarios aporta el movimiento necesario al eje de salida de la caja para incrementar la velocidad del vehículo. En este sistema se tienen embragues en cada conjunto solar-planetario, donde se conocen como conjuntos de discos ensamblados como sándwich de varias capas que aplican la presión del fluido hidráulico para transmitir el movimiento de los engranajes entre los discos y sus flechas de salida.

Esta presión del fluido hidráulico acciona las velocidades por medio de un módulo de control o computadora, válvulas de solenoides, sensores de velocidad del auto y el resultado es que el vehículo acelera con la rapidez deseada, sin que se presenten jaloneos, esfuerzos indeseables del motor o tirones.

Aplicaciones de los engranajes planetarios

Durante la Segunda Guerra Mundial se desarrolló una variante de los engranajes epicicloidales para radares portátiles que requerían una relación reductora muy alta en poco volumen.

Estos sistemas tenían dos engranajes anulares externos con la mitad de grosor que los otros engranajes; uno de estos anillos se mantenía fijo y tenía menos dientes, de modo que varios giros del sol hacían que los planetas completaran una sola revolución y que el engranaje anular rotase un solo diente.

Actualmente, el uso más frecuente de los engranajes planetarios es en la transmisión automática de los vehículos, donde el motor transmite la fuerza al engranaje central y la corona gira con el sistema de fluidos hidráulicos para dar lugar a la marcha continua, detener por completo el vehículo o hacer que su marcha sea en reversa.

También se usan estos engranajes para accionar el desplazamiento de vehículos de ruedas o de tipo oruga, tambores o rodillos de fresado, entre otras máquinas industriales.

Engranaje planetario ventajas y desventajas

El uso de engranaje planetario en la transmisión automática permite brindar solidez y fiabilidad al sistema, minimizando el riesgo de desalineación del engranaje. La transmisión de la velocidad es uniforme, con un bajo nivel de vibraciones que brinda una conducción suave, sin jalones.

Al ser sistemas estables, mejora la precisión y fiabilidad del movimiento, con un menor nivel de ruido gracias a que la superficie de contacto es mayor; además la rodadura es mayor y los saltos prácticamente nunca se presentan.

El sistema de engranajes es rígido, robusto, confiable y de larga duración ya que los rodamientos disminuyen los roces directos del eje sobre la caja para una mayor eficiencia y un funcionamiento más suave.

El diseño de los engranajes de tipo planetario ha sido clave en el desarrollo de la transmisión automática. Gracias a este conjunto se puede incrementar la eficiencia de estos vehículos, así como el confort, la duración, la suavidad en los cambios de velocidad y la confiabilidad de la caja.

Como habrás comprobado, el sistema de engranajes planetarios es complejo, pero resulta muy fácil de usar cuando se encuentra en la transmisión automática. En Veinte07 contamos con una gran variedad de refacciones de planetario de transmisión automática, refacciones de dirección hidráulicarefacciones para transmisiones automáticas y mucho más, navega por nuestra página web para conocerlas y solicita tu cotización al correo soporte@veinte07.com o llámanos al teléfono +52-33-3834-2800 para más información. Con gusto te atenderemos.

Artículo anterior Cambiar la transmisión de mi auto o repararla, ¿qué conviene más?
Artículo siguiente ¿Qué hacer cuando la dirección del coche se pone dura?

Dejar un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer

* Campos requeridos