Ir a contenido
Síntomas de un solenoide de enclavamiento de cambio malo o defectuoso

Síntomas de un solenoide de enclavamiento de cambio malo o defectuoso

¿La transmisión de tu auto te está dando problemas con los cambios de velocidades, mensajes de error en el tablero o fallas con la marcha? Una de las piezas más importantes en la caja de transmisión es el solenoide de cambio, y cuando está dañado o defectuoso puede provocar daños a todo el sistema, por lo que es importante conocer los síntomas de fallas de los cuales te contaremos a continuación.

Importancia de los solenoides

Los solenoides se encuentran presentes en muchos componentes de los automóviles, como los inyectores, el motor de arranque y la transmisión automática; en este último sistema, su función es actuar como sensor para emitir señales al motor, aumentar o disminuir la presión, preparar a la marcha para conducir o para detener el vehículo.

Síntomas de fallas en el solenoide de cambios

Los síntomas de que el solenoide de cambios está fallando son:

Luz de advertencia de transmisión

El primer síntoma es la luz de verificación del motor, la cual se enciende aunque el problema se esté presentando en la transmisión. Algunos modelos cuentan con el símbolo de la caja de cambios y, en ese caso, será la que se active debido a un código de problema almacenado y que se relaciona con el solenoide de cambio de transmisión que se puede encontrar dañado o defectuoso.
Para un diagnóstico preciso sobre esta falla, es importante llevar el vehículo con un mecánico que cuente con un escáner OBD2 que puede leer los códigos de falla genéricos tanto del motor como de la transmisión, de modo que se pueda detectar el origen de la falla, reemplazar el solenoide y volver a hacer un escaneo para asegurarse de que el código no vuelve a aparecer y el problema se solucionó.

Retrasos en los cambios de velocidades

Cuando la unidad de control de la transmisión detecta que hay un problema con el solenoide de cambio, probablemente realice los cambios de marcha muy lenta, tanto los ascendentes como los descendentes.

Salto en las marchas

Los solenoides son parte del sistema de engranaje de la transmisión, por lo que cuando hay una falla se presentarán problemas para engranar algunas marchas y, por ende, el resultado es que saltará a la siguiente. Este es el principal síntoma de que hay problemas con el solenoide de cambio, ya que si está deteriorado o roto saltará directamente a otra marcha y puede representar un problema de seguridad si no reemplaza la pieza afectada.

Sin cambios en la marcha

Este es un problema más avanzado o derivado del anterior. Si el solenoide de cambio sufrió un daño cuando la marcha estaba engranada, la transmisión podría atascarse en esa marcha por lo que no se harían cambios a menos que se le dé energía externa al sistema para liberar la marcha.

Problemas con los cambios ascendentes o descendentes

En ocasiones, las fallas con el solenoide de cambio no son tan evidentes y provocan problemas en los cambios, lo que causa cambios bruscos en las marchas, o cambios a revoluciones por minuto demasiado altas o bajas, por lo que es común sentir que el coche está “acelerado”.

También puede surgir el modo cojera o limp, que es una función de protección para el motor en la que se tiene un límite de 2,500 a 3,000 revoluciones por minuto, lo que afecta los cambios de la marcha, especialmente puede provocar que la transmisión no cambie sobre la marcha 3, lo que se conoce como modo flácido y suele ser causado por un solenoide defectuoso.

Falla en el módulo de control

Recordemos que los solenoides de cambio de la transmisión automática hacen el trabajo de cambiar las velocidades, a diferencia de la transmisión manual que hace el conductor. Esto lo realiza a través de la unidad o módulo de control de la transmisión, que recopila la información del motor y que utiliza todos los parámetros de los sensores para calcular el momento exacto para cambiar la marcha a la siguiente.

Cuando hay un solenoide de cambio defectuoso, la unidad de control tendrá problemas para enviar energía o tierra al sistema, de modo que puede provocar que los cambios se hagan en momentos inoportunos, o que se den saltos en la marcha.

¿Reemplazo de un solenoide o de todo el paquete?

Una vez que se ha detectado la falla en un solenoide, ya sea mediante el escáner OBD2 o con una revisión visual del sistema, es importante considerar si se puede reemplazar solo la pieza afectada o todo el paquete de solenoides. Aquí la recomendación a seguir será la del mecánico, ya que en algunos vehículos se requiere reemplazar solo el solenoide afectado, mientras que en otros el cambio completo del paquete de solenoides, incluso del cuerpo de la válvula, el fluido y el filtro de la transmisión, esto si ya ha habido daños en el sistema, como sobrecalentamiento o fugas de líquido de transmisión.

En cualquier caso, en la tienda en línea de Veinte07 encontrarás los solenoides y otros componentes de la transmisión automática para que mantengas la funcionalidad y eficiencia del sistema. Navega por nuestra tienda en línea o contáctanos al correo soporte@veinte07.com o al teléfono +52-33-3834-2800 para más información, con gusto te atenderemos.

Artículo siguiente P0974 Código de avería OBD-II: Circuito de Control de Solenoide de Cambio A (alto voltaje)

Dejar un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer

* Campos requeridos