Ir a contenido
Paga con MercadoPago y aprovecha la promocion de 3 meses sin intereses.
Paga con MercadoPago y aprovecha la promocion de 3 meses sin intereses.
¿Cómo y cuándo cambiar el líquido de la dirección hidráulica?

¿Cómo y cuándo cambiar el líquido de la dirección hidráulica?

La dirección hidráulica de un vehículo es el conjunto de componentes que se encargan de transmitir la orientación de las ruedas desde el volante, para realizar los cambios de trayectoria que el conductor desea hacer.

El líquido de la dirección juega un papel importante para que las maniobras sean instantáneas, suaves, seguras y progresivas; por esta razón, mantenerlo en niveles óptimos te ayudará a tener todo el sistema funcionando adecuadamente.

Si bien los sistemas de dirección hidráulica cada vez son más sofisticados e inteligentes, el líquido sigue siendo indispensable ya que su función es que el conductor tenga que hacer menos esfuerzo al girar el volante durante las maniobras.

Recordemos que este sistema y sus componentes (volante, columna de dirección, cremallera, bomba, tuberías y depósito de líquido) utilizan energía hidráulica que pasa desde la bomba, a través de la correa y genera presión para la asistencia de la cremallera y que circula por las tuberías de todo el circuito gracias al fluido.

¿Cuándo cambiar el líquido de la dirección hidráulica?

Si notas alguno de estos signos debes acudir de inmediato con el mecánico para supervisar la dirección hidráulica y el estado del líquido:

  • Sobrecalentamiento o aumento de la temperatura al conducir
  • Volante repentinamente más duro de lo normal
  • Aumento de la resistencia del volante al girar
  • Se escuchan ruidos al girar el volante
  • Fugas visibles de fluido
  • Aceite oscurecido y con olor a quemado

En general, el sistema de dirección hidráulica está diseñado para que su vida útil sea tan prolongada como la del vehículo, sin embargo las fugas o pérdidas de líquido son la principal razón de fallas o averías, al igual que el uso de aceites de mala calidad, incompatibles o por no reemplazarlos a tiempo.

Además de lo anterior, los hábitos del conductor pueden dañar al sistema de dirección hidráulica y provocar pérdidas de líquido. Conducir de forma brusca, agresiva, pasar los topes o reductores de velocidad sin frenar, subirse las banquetas o pasar por encima de piedras o bordillos son causantes de diversos daños en el vehículo, incluyendo la dirección.

Lo ideal es revisar el manual del fabricante para seguir las instrucciones. Muchas marcas recomiendan reemplazar el líquido cada uno o dos años, o después de recorrer 100 mil kilómetros.

Si durante la afinación el mecánico nota que el aceite de dirección cambió de color, tiene olor a quemado, o si reemplaza otros componentes del sistema de dirección hidráulica es probable que te recomiende cambiar el líquido también.

El tipo de aceite hidráulico a utilizar depende del modelo de tu automóvil. Usualmente, los coches de las marcas Volvo, Bentley, BMW y Ford usan un aceite color verde, mientras que los de la marca Mercedes Benz usan un aceite color amarillo, y los de las marcas General Motors, Nissan, Opel, Mazda y Toyota usan un aceite de color rojo.

Sin embargo no debes basarte en el color del líquido, sino en las características específicas que se encuentran en el manual del fabricante, por lo que tendrás que consultarlo y seguir las recomendaciones de tu mecánico.

En general existen tres tipos de aceites hidráulicos para la dirección: minerales, sintéticos y semisintéticos. Los aceites minerales son de origen orgánico ya que se obtienen del petróleo e incorporan aditivos para mejorar sus propiedades e incrementar su rendimiento. Se recomiendan porque no son agresivos con el caucho de las tuberías, y son utilizados en coches relativamente antiguos.

Por su parte, los aceites semisintéticos combinan lo mejor de los aceites minerales y de los sintéticos ya que se obtienen del petróleo y se les añade aditivos para mejorar la viscosidad, producir menos espuma y proteger los componentes de caucho o goma.

Los aceites sintéticos suelen elaborarse a partir de alcoholes polihidroxilados como el poliéster y el petróleo refinado. Si bien son más costosos, su rendimiento es mayor, no generan espuma, son de baja viscosidad, funcionan adecuadamente ante temperaturas extremas y su duración es más larga. Son los utilizados por los coches más recientes.

¿Cómo cambiar el líquido?

Lo ideal es que lleves tu coche con el mecánico para hacer este cambio; los pasos que seguirá son:

  • Elevar el vehículo con el gato para mover las ruedas delanteras libremente y ventilar el sistema de dirección.
  • Colocar el coche en soportes profesionales con puntos de anclaje para evitar que se mueva.
  • Asegurar las ruedas traseras con cuñas para que no se muevan.
  • Drenar el aceite hidráulico viejo, desmontando algunas piezas para acceder al depósito. Para esto, el mecánico usa una jeringa de succión con el fin de evitar ensuciar el compartimento del motor.
  • Retirar la manguera de alimentación para eliminar por completo el aceite viejo.
  • Almacenar el aceite usado en un recipiente para desecharlo de forma amigable con el medio ambiente.
  • Rellenar el compartimento del aceite con líquido nuevo.
  • Enjuagar el sistema de dirección.

Usualmente, con el cambio de líquido se hace un reemplazo del depósito ya que este tiene un filtro integrado que no se desmonta, y también puede ser necesario reemplazar las mangueras si están agrietadas, porosas o tienen algún defecto para evitar que sigan goteando.

Ahora que conoces la importancia del líquido de dirección hidráulica, recuerda tener buenos hábitos como conductor, cumplir con los tiempos de mantenimiento recomendados y usar solo aceite de buena calidad y compatible con tu vehículo.

En Veinte07 encontrarás aceites para dirección hidráulica y asistida que necesitas, navega por nuestra página web y contáctanos al correo soporte@veinte07.com para solicitar tu cotización. Recuerda que contamos con devoluciones y cambios, así como servicio de asesoría, donde te atenderemos con gusto.

Artículo anterior ¿Para qué sirve la bomba de dirección en la dirección hidráulica?
Artículo siguiente Cambiar la transmisión de mi auto o repararla, ¿qué conviene más?

Dejar un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer

* Campos requeridos